Uno de los siniestros o accidentes de tráfico que causan más conflicto entre los conductores, es la circulación por las rotondas, qué carril usar y quién tiene la preferencia a la hora de entrar o salir de las mismas.
Si no existen señales indicativas, siempre tiene preferencia el vehículo que está circulando dentro de la rotonda, sea por el carril que sea, frente al vehículo que se incorpora a ella.
Los vehículos que circulan por el carril exterior siempre tienen preferencia, aunque circunvalen la rotonda completamente sin coger ninguna salida.
Hay ciertas creencias entre los conductores, incluso los más veteranos, que son erróneas, como pensar que el intermitente te da prioridad o que el hecho de circular por el carril más exterior te obliga a coger la primera salida.
En caso de duda, siempre es mejor no firmar una declaración amistosa que posteriormente pueda perjudicarnos.
¿Cómo determinar la culpabilidad en las rotondas?
Como siempre, esto dependerá de las maniobras de cada uno de los implicados. Es totalmente necesario saber los daños y maniobras de cada uno de ellos, si ocurre circulando dentro o alguno se incorporaba, y fundamental conocer la situación de los daños de ambos.
Circulación en rotonda
Es donde reside la polémica: invasión de carril dentro de la rotonda, sin que ninguno de los intervinientes hable de incorporación del otro. En este caso resultaría culpable el vehículo que tuviera daños en el lateral derecho, salvo que en el parte amistoso el que tiene los daños en la parte izquierda haya reflejado las casillas 7 (Circulaba por una plaza de sentido giratorio) + 10 (Cambiaba de carril) y el que tiene los daños en la parte derecha solo haya marcado la casilla 7, y el parte este firmado por ambas partes, ya que de esta manera el siniestro se gestiona por el convenio CIDE y se otorga la culpabilidad al vehículo que tiene los daños en la parte izquierda, al reconocer que invadía el carril del contrario.
Si existen versiones contradictorias o el parte no esta firmado por ambas partes, se gestiona por el convenio ASCIDE, que se rige por normas subsidiarias, la cual asemeja los siniestros dentro de rotondas/glorietas a siniestros en circulación en paralelo, y se otorga la culpabilidad al que tenga los daños en la parte derecha.
Incorporación a la rotonda
Culpable el vehículo que acceda a la rotonda. En el caso de tener ambos vehículos los daños únicamente en los laterales, el culpable será quien tenga los daños en el lateral derecho.

 

Consejo
Siempre hay que salir de una rotonda desde el carril derecho. Es recomendable posicionarse con antelación en carril más exterior de la rotonda, siempre que se vaya a salir de la misma.